© Copyright by Diego Mir García

Tel: +34 637 493 270

Email: okacademydiegomir@gmail.com

Contacto

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Colaboran

Política de Privacidad - Condiciones de uso

Todos los derechos reservados

La pedagogía en la iniciación del Hockey sobre Patines

12/10/2017

 

Me agrada concebir al entrenador de iniciación desde la visión del formador, que abarca el aprendizaje del/la jugador/a, desde un proceso de capacitación por fases, sin otra intención de que, domine el medio y los implementos que va a utilizar, para que progresivamente desarrolle todo el abanico de posibilidades que abarca el hockey sobre patines.

 

Las teorías que expresan que el deporte se debe instruir desde una enseñanza global en la iniciación, son absolutamente compatibles en los deportes que el/la jugador-a está adaptado al medio y su

desplazamiento lo realiza a pie o corriendo, con la inclusión de los patines, abriendo el abanico de posibilidades para el crecimiento psicomotriz del/la niño-a que practica deporte de un modo general, pues está comprobado que la destreza que el/la niño-a utiliza al patinar, - principalmente con patines de ejes o quad skates -, le habilita para dominar otros tantos segmentos y a mayor experiencia motriz, mayores serán las posibilidades del/la deportista de asimilar nuevos movimientos.

 

Aquellos deportes en que el desplazamiento se realiza por medios mecánicos (patines), hay que añadir a la dificultad propia del control y dominio del propio cuerpo y su equilibrio sobre patines, para conseguirlo, el formador debe trabajar con una metodología adecuada a las circunstancias que condicionan al niño/a primeramente, en su capacidad para desplazarse, arrancar o frenar, su orientación, capacidad de percibir lo que sucede en su entorno y hacer una regulación

óptima para su objetivo y luego adaptarse al medio, pista 10 x 20, 20 x 40, superficies, vallas, porterías, stick/bola, compañeros y rivales, etc...

 

Presentar el hockey sobre patines a un/a niño-a de 5 – 6 años, en toda su totalidad, sin entrar en una fase de introducción e iniciación, sin material adaptado a su edad, sin equiparar los espacios a sus posibilidades y permitiéndole competir en un entorno donde se mide sus capacidades en función de si gana o se pierde, no es solamente injusto, sino absolutamente equivocado. De este modo, observamos como gran parte del trabajo que debería partir de la experiencia, conocimiento y

dominio del patín, es rebasado por una excesiva premura en que el/la jugador-a compita, juegue a hockey sobre patines, asumiendo gran parte de los condicionantes de la competición. Creo que esta urgencia en que los/as patinadores jueguen a hockey desde la más temprana edad, no tiene por que ser negativo, pero lo convierte en negativo, cuando el técnico cambia la deriva del proceso de aprendizaje hacia una enseñanza excesivamente dispersa entre la enseñanza del patinaje, el dominio

stick/bola y ciertas derivadas tácticas que me resultan, - como mínimo -, coercitivas en estas primeras edades, limitando el crecimiento técnico del/a jugador-a y su experiencia con el deporte.

 

Entiendo que si no trabajamos por fases y lo hacemos dentro de una planificación, una metodología y unos contenidos correctos, estamos dilapidando gran parte de nuestro capital deportivo en manos de una realidad que hoy expresa claramente, que tenemos un 80-90% de niños/as que no dominan ampliamente los recursos del patín en las edades comprendidas entre los 8 y los 10 años, acumulando déficits de difícil solución en etapas posteriores, - que tienen que ver básicamente con los cambios de dirección hacia ambos lados, la frenada de cualquier tipo, la arrancada, el desplazamiento lateral, el cruce de piernas y el equilibrio sobre un pie -. Cuando empieza la especialización y aparece la competición con todas sus exigencias, el técnico tiende a buscar todas las ventajas tácticas del juego, pero muchas veces estos planteamientos van en detrimento del desarrollo técnico del jugador, con fundamentos tácticos de estructura cerrada que limita gran parte de la creatividad y la toma de decisiones del jugador, que a corto e incluso a medio plazo

pueden ofrecer resultados, si bien a la larga son una tumba de jugadores mediocres que acaban siendo devorados por la propia competencia y unas expectativas desmesuradas en función de sus capacidades, principalmente cuando llegan a las categorías juveniles y júnior.

 

Esto me llega a la conclusión, de que los técnicos deberíamos acordar un modelo específico para los 3 primeros años de iniciación del/la niño/a y cuando jueguen partidos, lo hagan con un reglamento que les obligue a patinar siempre, sin zonas defensivas y sin restricciones tácticas, con el fin de que tenga una base suficientemente sólida de patinaje y manejo de stick/bola, para que cuando pase esta primera etapa hayan completado un ciclo completo de enseñanza que les habilite para dominar los fundamentos básicos que luego les permita jugar a hockey con las máximas garantías.

Please reload

Publicaciones Destacadas

Táctica ofensiva, es tiempo de crecer.

May 11, 2019

1/10
Please reload

Publicaciones 
Recientes

December 30, 2017

November 27, 2017

November 3, 2017

October 27, 2017

Please reload

Próximas Sesiones Técnicas Grupales

Diego Mir